5 de abril de 2012

Desde la biblioteca real: Mentirosa


Nombre completo: Mentirosa

Autor: Justine Larbalestier

Género: Novela

Argumento: “Micah es una mentirosa. Empezó a mentir prácticamente a la vez que a hablar, es una especie de gen familiar, según ella. La vida de Micah nunca ha sido fácil debido a que una extraña enfermedad familiar se manifestó en ella desde que era muy pequeña, nunca ha podido tener una vida normal…”

Este libro es confuso. Durante toda la lectura no estaba segura si la protagonista decía la verdad, o me mentía descaradamente y sin embargo fue eso lo que más me atrajo de la obra. Porque te ves obligado a descubrir la verdad, sin embargo al final no sabes si lo que descubriste es verdad o tan sólo una mentira más.

Sientes desconfianza hacia todos los personajes y sobre todo hacia ella. Ya que no sabes exactamente cuándo te miente o cuando simplemente te dice la verdad, y por eso la odias, pero también termina gustándote, porque ¡joder!, quisieras tener las agallas para mentir de esa forma.

La odias porque te hace creerle, porque miente de una forma en que no puedes hacer otra cosa que confiar en su palabra, te hace desconfiar de todos a su alrededor y sin embargo suelta algo como qué “quizás no esté siendo totalmente sincera” o “quizás no es del todo cierto”. Mierda, es tan buena mintiendo que termina agradándote.

No podría resaltar a ningún personaje, simplemente porque los considero a todos importantes para el desarrollo de la trama, o mejor dicho para qué la “mentirosa” te envuelva en su turbulento mundo.

Debo admitir que es un libro que me intrigó, aún no sé si la desgraciada me mintió completamente o me dijo alguna verdad. Sólo sé que me mantuvo allí, esperando descubrir la verdad y creo que quizás lo hice, tal vez sólo una parte, pero lo hice.

Por cierto diré, antes de que lo olvide o pase por alto, que me enamoré perdidamente de Zach, y quizás un poco de Pete, no pude evitarlo, esa inocencia me conmovió, pese a lo que hizo.

Otra recomendación de Nea que me gusta, y otra que atesoraré en mi biblioteca real, pese a mi odio-gusto hacía la protagonista. Los invito a leer ésta obra, para descubrir qué es mentira y qué es verdad.

Sarah Washington también se da la vuelta para mirarme. Su mirada se posa en algún punto por debajo de mis ojos, pero no tan abajo como la de Brandon.

—¿Por qué siempre mientes? me pregunta en voz baja.

—¿Y tú? le digo, aunque desconozco si alguna vez ha mentido. Lo digo tan bajito como ella, devolviéndole la mirada, recurriendo a toda la ferocidad que puedo reunir, atravesándole con ella los poros de su oscuro rostro. Imagino que puedo sentir la sangre fluyendo por sus venas, el sonido de la respiración en sus pulmones, el movimiento de la sinapsis en el interior de su cerebro. Zumbidos y chasquidos. Todo el mundo miente.

Y esta reina se retira a sus aposentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario