26 de abril de 2012

Menú de fics (V)


Pues seguimos con los menús variados…

Primer tiempo
Hasta que tu muerte nos separe, de Metanfetamina

—Draco Malfoy —prosigue el cura—, ¿aceptas por esposa a Astoria Greengrass, para amarla y respetarla, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte os separe?
—Si no queda más remedio…
El siervo de Dios carraspea, confuso.
—Eh… Bien. Astoria Greengrass, ¿aceptas por esposo a Draco Malfoy, para amarlo y respetarlo, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte os separe?
—¡No!
—¿Disculpa…?
—Perdices, ¿eh? Sabía que esto no podía ir bien —se queja Daphne, pinzándose con impaciencia el puente de la nariz […]

Segundo tiempo
Oh por, Chocolate Afrodisiaco; de Vampisandi

Harry estaba por meter otro caramelo en su boca cuando oyó algo.
—¿Qué fue eso?— le preguntó a Draco, quien había abierto los ojos.
—Am… no lo sé —respondió Malfoy, evadiendo la mirada de Harry.
—¡Ahí está de nuevo! ¿Puedes escucharlo?
Harry se levantó y trató de localizar el sonido.
—Suena como un animal lastimado o algo así —consideró Harry.
—¡De acuerdo, de acuerdo, detente! —Malfoy, interrumpió bruscamente, un color rosa pintaba sus mejillas — ¡Es mi estómago! No comí en el almuerzo, ¿contento?
—Malfoy, ¿ese es tu estómago? —preguntó Harry, divertido—. Debes estar muy hambriento.
El estómago de Malfoy soltó otro rugido fuerte. El rubio gruñó y abrazó sus rodillas, tratando de mitigar el sonido.
Harry no pudo evitar reírse. Malfoy le dirigió una mirada de muerte pero el slytherin no parecía muy intimidante, así que sólo hizo que Harry riera aún más [...]

Tercer tiempo
El baño del despacho del Director, de Arcangel Gabriel

Sólo había una expresión que pudiera demostrar lo que yo sentía cuando eso sucedía, pero después de trabajar con niños por más de treinta años esa expresión terminaba convirtiéndose casi ineludiblemente en "jopelines" o "mecachis" o "recórcholis" o "retruécanos" o cualquiera de sus variantes y ninguna de ellas producía el mismo efecto.
–Esto es lo peor, lo último, el colmo y el acabose todo junto.
–Minerva, puedo asegurarte con la mano en el corazón que, digan lo que digan los elfos, yo no tengo nada que ver con la presunta y misteriosa desaparición de quince tarros de mermelada de Frambuesa –aseguré defendiéndome, tratando de quitarle hierro al asunto. Su expresión varió sutilmente.
–Quince –repitió. Ahora mostraba una pizca de curiosidad además. Esa variación me daba un mensaje claro: "Cállate, Albus". Mensaje que yo, "haciendo gala" de la infinita sabiduría que todo el mundo se empeñaba en atribuirme, iba a ignorar.
–Minervita...–primera tentativa, tratar de ablandar el corazón de Minerva McGonagall con palabras dulces. Veredicto: Siniestro total [...]

Postre
10 normas básicas que todo buen Malfoy debería saber, de Earwen Neruda

Norma número 4: Nadie amenaza a un Malfoy y sobrevive para contarlo.
El joven Malfoy se echó a reír como hacía tiempo que no se reía. El sonido de sus carcajadas inundó momentáneamente los pasillos de los alrededores y el mismo propio en el que estaban.
- "¿Me estas amenazando, Granger?" – Dejó de reír, haciendo verdaderos esfuerzos por que ninguna carcajada se escapara de su garganta. – "¿Vas a mandar a Potter y a la comadreja a que me den una lección¿O prefieres que sea ese estúpido de Steward quien te defienda?" –
Para Narcisa no pasó desapercibido el súbito cambio de voz de su hijo al mencionar a ese tal Steward. ¿Quién sería¿Otro amigo de Potter?
Agudizó algo más el oído.
- "Seré yo misma quien te haga callar como no dejes en paz a Jeremy¿Qué demonios te pasa, Malfoy?" –
- "¡Socorro Jeremy, Malfoy me quiere hacer cosas malas!" – Se mofó el rubio, imitando el timbre de voz de la chica, que enfurecía todavía más por momentos. – "¡Ja! Tu querido Steward no sería capaz de enfrentarse ni a una mosca sin salir huyendo." –
Hermione entrecerró los ojos sin dejar de mirar al chico, que a su vez tampoco dejaba de mirarla a ella directamente. Aquello si que era un duelo de miradas [...]

Y ésta reina se retira a sus aposentos.

25 de abril de 2012

Desde la biblioteca real: En llamas

Nombre Completo: En llamas (Segunda parte de la trilogía “Los juegos del hambre”)

Autor: Suzzane Collins

Género: Ciencia ficción/ Aventuras

Argumento:Contra todo pronóstico, Katniss Everdeen ha ganado los Juegos del Hambre anuales junto con el otro tributo de su distrito, Peeta Mellark. Pero fue una victoria conseguida mediante el desafío al Capitolio y a sus crueles reglas. Katniss y Peeta deberían estar contentos. Después de todo, acaban de conseguir para ellos y sus familias una vida de seguridad y abundancia. Pero hay rumores de rebelión, y Katniss y Peeta, para su horror, son la cara de esa rebelión. El Capitolio está furioso. El Capitolio quiere venganza…

Vaya, leerme esta trilogía fue bastante extraño. Es que es tan cruda, tan violenta, que wau, te quedas sin palabras, a pesar de que al final bueno creo que le falto esa chispa de toda la historia, como sea.

Del segundo libro no puedo adelantarles mucho, sería una irresponsabilidad de mi parte darle punto claves al futuro lector y que pierda el interés. Sin embargo sólo daré un spoiler: Katniss y Peeta vuelven a la arena.

Bien, luego de que esa pelea al final del libro anterior estos “tortolos” terminan distanciándose,  es más hasta Katniss y Gale se han distanciado, porque él se fue a trabajar a las minas de carbón.

Entonces tenemos a una Katniss solitaria, la cual tiene una lucha interna de sentimientos, pensamientos, divagaciones…, una de ellas es que debe realizar el “Tour de la Victoria” junto con Peeta, y mostrarse como amantes enamorados.

El libro muestra dos escenarios, el primero es el amoroso que comparten Peeta y Katniss, la evolución de ese “noviazgo” y el otro escenario es el de la rebelión, donde los antes mencionados son la inspiración.

¿Qué decirles de los personajes?

Pues Peeta se muestra distanciado de Katniss, más por proteger su corazón que otra cosa, y sin embargo deja que la chica “lo use” (por decirlo de alguna forma) en varias ocasiones, sin duda es ese amor que lo llevará a la locura.

Gale, pues el chico ha tenido un acto de valentía con respecto a Katniss, al fin le ha dicho todo lo que tenía guardado o se lo ha demostrado.

Katniss, la chica segura, decidida que de nuevo tendrá que luchar en la arena, para salvarse no sólo a sí misma sino también a Peeta (en realidad más salvar a Peeta que a sí misma, pero bueh). Y de alguna forma calmar la rebelión para proteger a su gente.

¿Nuevos personajes? Uff bastantes.

Tenemos a Finnick (en serio… lo adoré),Mags (es simplemente genial, cuando se tira contra la nube de gas venenoso…, sin palabras), Johanna (pues sí, me gusto su forma de ser), Wiress y Beetee (este par es genial...).

Y como dije en la otra reseña: Excelente libro. Crudo y lleno de violencia, pero fantástico.

    Haymitch lan­za un ta­jo con su cuc­hil­lo pe­ro Pe­eta lo es­qu­iva con tan­ta fa­ci­li­dad que es pa­té­ti­co. En mi in­te­ri­or se des­pi­er­ta la fu­ria. ¿Por qué es asun­to tu­yo lo que él ha­ga?

    Es com­p­le­ta­men­te asun­to mío. Sin im­por­tar en qué re­sul­te, dos de no­sot­ros va­mos a es­tar en la are­na con el ot­ro co­mo men­tor. No po­de­mos per­mi­tir­nos a nin­gún bor­rac­ho en es­te equ­ipo. Es­pe­ci­al­men­te no a ti, Kat­niss. Me di­ce Pe­eta. ¿Qué? Far­ful­lo, in­dig­na­da. Se­ría más con­vin­cen­te su no tu­vi­era aún tan­ta re­sa­ca.
-      Anoche fue la pri­me­ra vez que he es­ta­do nun­ca bor­rac­ha.
-      Sí, y mi­ra en qué es­ta­do es­tás. -Di­ce Pe­eta.
    No sé qué me es­pe­ra­ba de mi pri­mer en­cu­en­t­ro con Pe­eta des­pu­és del anun­cio. Unos cu­an­tos ab­ra­zos y be­sos. Tal vez al­go de con­fort. No es­to. Me vu­el­vo a Haymitch.
-       No te pre­ocu­pes, te con­se­gu­iré más li­cor.
-      Entonces os en­t­re­ga­ré a los dos. De­j­emos que se os pa­se la bor­rac­he­ra en la maz­mor­ra.
-      ¿Cu­ál es el sen­ti­do de es­to?- Pre­gun­ta Hay­mitch.
-      El sen­ti­do es que dos de no­sot­ros vol­ve­re­mos a ca­sa des­de el Ca­pi­to­lio. Un men­tor y un ven­ce­dor.


Y esta reina se retira a sus aposentos.

15 de abril de 2012

Menú de fics (IV)


Menú de fics
Este menú es variado, simplemente disfrútenlo…

Primer tiempo
Spam, de CHIMEL

La mujer se sienta sigilosamente en el borde la cama— ¿Cómo te fue? —inquiere con una dulce sonrisa en el rostro.
         Francisca se incorpora, sonríe ampliamente— ¡Tengo novio! —Grita.
Su madre se abalanza para abrazarla, ambas ríen, mientras la chica le cuenta de la caminata, de las explicaciones, de la fascinación que ella le provoca y como con lágrimas en los ojos, él le pidió que fuera su novia, justo después de decirle que era su mejor amiga.
         Por primera vez en mucho tiempo, Francisca puede dormir sin pensar en las malditas perras que le han hecho la vida imposible, puede dormir sin pensar en lo que escribirá para su próximo capítulo, en cual será su siguiente paso de destrucción… Simplemente duerme, sin soñar nada pero con una gran sonrisa dibujada en el rostro.

Segundo tiempo

¡¡¡Ay de mí!!!, de sucy weasley

  —Me dijo que no les parecí interesante hasta que me vieron contigo ¿Qué quiere decir eso? ¿Qué ni siquiera me tomaban en cuenta antes? ¡¡Dijo que era algo fácil!! -le conté entre sollozos, al borde de la histeria. Entonces me paré del columpio y di un par de pasos—. Quiero irme a casa dije con voz patética.
            Malfoy me observó como un águila a su presa y sacó su móvil, marcó unas teclas y luego lo volvió a guardar.
            — Le dije a Susan que estaba aburrido y me regresaba a casa, y que tú me acompañaste para que no me perdiera dijo subiendo un poco los hombros—, no la queremos histérica buscándonos por todos lados ¿verdad? Te acompaño a tu casa.
Tercer tiempo
Tu muñeca de trapo, Malfoy; de jannynorthman

—Vuelve a casa conmigo…
           Tenía la frente ardiendo cuando despertó y sentía que las mejillas encendidas. Se llevó una mano a la frente pensando que tal vez se había resfriado y que el extraño sueño era síntoma de la fiebre, pero descubrió que el ardor que sentía era por las lágrimas que estaba derramando. Se las enjuago despacio y entonces sintió el mismo aliento cálido que había estado soplando tras ella. Cayó en la cuenta de por qué sentía que las sábanas la acariciaban y al fin reconoció la voz que le había estado susurrando.
—No deberías estar aquí —musitó Astoria sin girarse para mirarle, aún no se atrevía a hacerlo.
—Tú tampoco —le respondió acariciándole el cuello—. Este no es lugar para las rosas…
—La rosa… —Astoria abrió los ojos para mirarla—. ¿Cómo has entrado?
—Vuelve conmigo… —las manos de Draco no dejaban de acariciarla.
—No me has contestado.
—El camarero es un hombre manejable. Sólo me han hecho falta un par de palabras para…
—¿Le has amenazado? —comenzó a girar la cabeza para verle.
—No ha hecho falta amenaza alguna… Ya sabía dónde estabas.

Postre

Perversión, de Dann 19

¿Qué demonios les pasaba? Se suponía que sólo se habían encontrado casualmente, porque cada uno había ido a visitar a su padre; aunque ambos sabían que era una simple cuartada que tenía cono fin hacer que se viesen en vacaciones de navidad. ¿Qué harían luego de Hogwarts, cuando no estuviesen protegidos por sus paredes y pasillos solitarios y silenciosos cuando se lo proponían? Quizá debían comenzar a pensar en hablar con todos.
―Scor ―murmuró Albus entre besos―. ¡Scorpius!
¿Mmm?
―¿No crees que es hora de… tú sabes, comenzar a decirlo? ―Scorpius fingió no oírlo y volvió a besarlo como antes―. En serio, escúchame.

Y esta reina se retira a sus aposentos.

13 de abril de 2012

Desde la biblioteca real: Juegos del hambre


Nombre completo: Los Juegos del hambre

Autor: Suzzane Collins

Género: Ciencia ficción/ Aventuras

Argumento:Una guerra por la supervivencia deja a Norteamérica dividida en 13 distritos controlados por el Capitolio, un lugar donde puedes tener todo lo que quieras solo con chasquear los dedos. Pero llegaron los días oscuros, cuando los distritos lucharon por la supervivencia y por salir de la decadencia, el Capitolio gracias a sus avanzadas tecnologías consigue la sumisión de doce distritos y la aniquilación del decimotercero; y para que todo el mundo recuerde que los días oscuros no se deben repetir trae consigo "Los Juegos del Hambre", una sangrienta competencia en la que un chico y una chica de cada distrito deben luchar a muerte, sin normas: si pierdes mueres, si ganas tendrás la fama de todo Panem y todas las riquezas que puedas imaginar…

Con semejante argumento no creo que deba explicar mucho de que se trata el libro.

Bien, diré que fue extraño (por no decir traumante). Es una historia fuerte, cruda y llena de violencia, sin embargo, tiene un toque romántico que la hizo perfecta. Está narrado en primera persona, siendo Katniss, la protagonista, la narradora.

Katniss se ofrece como tributo, luego de que su hermana es seleccionada para presentarse en los Juegos del Hambre, esta decisión la lleva a estar al borde de la muerte, en una gran aventura donde todos los demás tributos son sus enemigos.

-¡Prim! -El grito estrangulado me sale de la garganta y los músculos vuelven a reaccionar-. ¡Prim!
No me hace falta apartar a la gente, porque los otros chicos me abren paso de inmediato y crean un pasillo directo al escenario. Llego a ella justo cuando está a punto de subir los escalones y la empujo detrás de mí.
-¡Me presento voluntaria! -grito, con voz ahogada-. ¡Me presento voluntaria como tributo!

Es así junto con Peeta, el otro tributo, que sale del distrito doce y se dirige al Capitolio, donde se celebrarán los Juegos del Hambre. Descubriendo miles de secretos, viéndose obligada a asesinar para sobrevivir y ganar.

En fin. Hablemos de los personajes.

Katniss, protagonista, tiene dieciséis años, vive en el distrito doce, es una chica fuerte, valiente, decidida y segura de sí misma, más su universo se ve alterado cuando debe participar por su propia cuenta en los juegos del hambre. Mientras se desarrolla la trama nota que tiene sentimientos encontrados tanto por Peeta cómo por Gale, su mejor amigo.

Peeta, aquí está otro amor de mi vida. Al igual que Katniss tiene dieciséis años, vive en el distrito doce y es escogido para ser tributo junto con Prim (quien fue sustituida por Katniss). Es un chico tierno, guapo, valiente y está enamorado de Katniss desde los cinco años.

Y por último, pero no menos importante. El señor Gale, el mejor amigo de Katniss, de dieciocho años, vive en el distrito doce e iba con Katniss de caza antes de que esta entrara en los juegos. Es el jefe de su familia, luego de que su padre muriera. Y está enamorado de Katniss.

(La maldita tiene una suerte tan buena como la de Victoria…)

Otros personajes para resaltar son Haymitch (con su borrachera y todo), Rue (¿No fue la más tierna?), Buttercup (Este gato es genial, bueno por algo Nea es team Buttercup), Cynna (adoré cada uno de sus diseños) y finalmente Caesar (Lo adoré, quiero un entrevistador como ese).

Excelente libro. Crudo y lleno de violencia, pero fantástico.

Por cierto, fue llevado al cine recientemente, cuando la vea os daré mi opinión.

-Katniss -me llama. Me vuelvo y le aparto el pelo de los ojos-. Gracias por encontrarme.
-Tú lo habrías hecho de ser al contrario -respondo.
Tiene la frente ardiendo, como si la medicina no tuviese efecto. De repente, sin más, me asusta que se muera.
-Sí. Mira, si no regreso... -empieza.
-No digas eso, no he sacado todo ese pus para nada.
-Lo sé, pero, por si acaso... -intenta seguir.
-No, Peeta, ni siquiera quiero hablar del tema-insisto, poniéndole los dedos en los labios para callarlo.
-Pero...
Siguiendo un impulso, me inclino y lo beso para que deje de hablar. De todos modos, es algo que seguramente tendría que haber hecho ya, puesto que, como bien dijo, se supone que estamos locamente enamorados.

Y esta reina se retira a sus aposentos.