29 de marzo de 2012

Menú de fics (III)


Banquete especial de slash (sí, relaciones hombre-hombre). Así que ahora disfruten.

Primer tiempo
A veces grita, a veces susurra; de Neyade

No ha dejado de fruncir el ceño en toda la semana. De apretar los puños cada vez que ese pelo rojo -suyo, su pelo rojo- se mezcla con el castaño de esa Gryffindor.

Intenta no perder la calma pero una rabia sorda le late en las sienes, la mirada se le oscurece y cree que un día u otro se desatará eso que esta intentando contener y se descubrirá todo el pastel. Ya sabéis, él con un traidor a la sangre, los mordiscos en el cuello y los celos que le está intentando provocar Weasel. Con bastante éxito, todo hay que decirlo.

Y no entiende una mierda porque eh, Weasely tenía un buen polvo, vale, ¿pero tanto?
Segundo tiempo
Incesto, de desperatesmirks

—Esto no está mal —dijo susurrando sobre su oreja.
—Sí… —contradijo él dejando que se le escapara un gemido, estaba perdido.
—No Regs, no. ¿Sabes qué es lo que más me calienta? —el susodicho no contestó y Sirius lamiéndole detrás de su oreja le dijo—. Qué seas mi hermano.

Tercer tiempo
Podría, de The Treacle Tart (traductor: FactionB)

Podría haberme valido de esa sangre de la que siempre presumía. Haberle destruido tan fácilmente. Haberme deleitado con su tormento, celebrado su angustia.

Podría haberlo hecho. Podría. Debería haberlo hecho.

Podría haberle dado un puñetazo en vez de besarle. Morderle en vez de acariciarle. Odiarle y no necesitarle. Debería haber olvidado la sensación de su piel sobre la mía. Sus brazos protectores entrelazados sobre mi espalda. Sus manos dóciles entre mi pelo. Su rostro enterrado en el cuello. Dientes dejando marcas sobre mi hombro. Labios besándolos aún más intensamente.
Postre
¿Qué es slash?, Vampisandi

No estaba de humor en lo absoluto para nada como eso. Más que nada, sólo quería sentarse en la sala común, hablar con Ron o Hermione ó solamente recostarse en su cama. De verdad, de verdad, de verdad no quería pasar la tarde entera limpiando un salón de clases vandalizado por Peeves, con un ¡Draco Malfoy!

Dirigió una mirada acusadora en dirección del Slytherin rubio.

– ¿Podrías dejar de balancear esa escoba como un maldito imbécil y empezar a barrer como una persona normal? – gruñó Harry irritado y arrugó la nariz en disgusto. Harry no pudo decir si fue por la mugre o por Draco.

– Este es el trabajo de un sirviente – se quejó Draco y se dio la vuelta para encarar a Harry – ¡No hay forma de que lo averigüe! En mi libro una escoba está hecha para volar, para nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario