29 de marzo de 2012

Desde la biblioteca real: Dos velas para el diablo


Nombre completo: Dos velas para el diablo

Autor: Laura Gallego García

Género: Novela

Argumento: “Una batalla mucho más antigua que el ser humano parece tener, al fin, un claro vencedor. Pero en los albores del siglo XXI, Cat, la hija de un ángel, está dispuesta a desafiar a los mismos demonios con tal de vengar el asesinato de su padre.”

Este libro fue… wau. En realidad es muy interesante, tanto la historia como cada uno de los personajes. Y sinceramente ¿quién no ha tenido el sueño de tener una aventura como Cat? Llena de Ángeles, Demonios, un millón de problemas, situaciones peligrosas, etc. Por lo menos yo seré una de las que alcen la mano y la deje extendida hasta que le presten atención.

El libro narra la historia de Cat, una humana que a su vez es hija de un ángel (o lo era), y cuando asesinan a éste jura vengar su muerte a costa de su propia vida. Durante esa travesía la chica conoce a Ángelo, un demonio menor, que debido al aburrimiento decide ayudarla.

A medida que transcurre la historia se conocen miles de secretos, que ciertamente están ligados con la protagonista. Cat se ve envuelta en un mundo que no conocía y que a su vez le pertenece tanto o más que a cualquier humano. Un mundo en donde los Ángeles y Demonios no sólo se odian, sino que algo más puede surgir entre ellos.

¿Los personajes? Uff si fuera por mí, hablaría de todos, pero creo que no sería justo para ustedes (saber tanto de algo hace que pierdas el interés, lo digo por experiencia).

Cat, sí, me gustó, creo que es la primera protagonista que no odio (y eso es decir demasiado). Pues como ya se sabe es hija de un ángel y de alguien más por allí que cuando lo leí me quedé en cuatro bloques, pero no lo diré (ya les dije lo que pienso de saber mucho). Es valiente, tierna, noble, valiente y con una pizca de maldad (qué pensándolo bien era necesaria, siendo hija de quien es).

Ángelo, ese maldito demonio menor que me hizo soltar más de un suspiro. Tiene todo lo que un personaje debe tener para que lo ame: porte, ojos, cabellos (a pesar de que no sean rubios….), actitud, maldad y esa pizca de bueno que fue lo que me llevó a sus brazos (creo que hasta sería capaz de entregarle el alma… aunque preferiría no hacerlo).

Hay más personajes sí, pero hablar de ellos no sería lo correcto es mejor que los descubran mientras se introducen en la lectura. Sólo resaltaré los nombres de Gabriel (Sí, si precisamente el Arcángel o la Arcángel), Astaroth (ains amé a este demonio, sobre todo por su amor a cierta personilla…), Miguel (Sí, él mismo), Lucifer (¿Cómo dejar atrás al señor del mal?) y Uriel (¡Vamos! Comprendo su decisión no es fácil ver que algo tan hermoso ha muerto durante tanto tiempo).

Es un gran libro, lleno de aventuras, cosas extraordinarias, romance y amistad (Y lo digo por Jotapé, ya quisiera yo tener un amigo así). Una excelente obra de Laura que sinceramente me sorprendió.

Y finalmente les digo que si no compran ese libro de una vez, se están perdiendo de una novela simplemente fantástica.
— ¿Y por qué tenías tú mi espada? —exijo saber; ya me he dado cuenta de que este tío tiene una malsana querencia hacia las armas ajenas.
Angelo parece más concentrado en desvalijar los bolsillos del muerto, pero me responde sin mirarme:
—La cogí de tu habitación.

La reina se retira a sus aposentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario